jueves, 2 de mayo de 2019

Producción y consumo energético en México

De acuerdo a datos de la Secretaría de Energía (SENER), en 2017 se consumieron en México 9,249 petajoules (PJ). De toda esta cantidad de energía, el 85% proviene de gas natural y recursos petrolíferos. Si le sumamos el carbón, este porcentaje llega a casi el 92% de la energía consumida en el país. El restante 8% se reparte en energía solar, nuclear, hidráulica, eólica, geotérmica y biocombustibles.



El principal consumidor de petrolíferos es el sector de transporte, que además es el sector que más energía consume en México (2,652 PJ), prácticamente toda proveniente de esta fuente, sólo apoyada por unos 100 PJ provenientes de derivados del gas natural y menos de 4 PJ eléctricos.

El sector industrial es el segundo consumidor más alto con 2,279 PJ, siendo además el sector que consume más electricidad (59%) y el segundo que consume más gases combustibles (25%), sólo por detrás de la generación de electricidad.

En cuanto a los sectores residencial, comercial y público, son los máximos consumidores de biocombustibles, con el 68% de los mismos, además de importantes consumos de electricidad (34%) y gases combustibles (12.5%).

Con estos datos y el diagrama de elaboración propia con datos proporcionados por SENER, se pueden observar las mayores áreas de oportunidad:

  • Las energías renovables, particularmente solar y eólica tienen un gran potencial en México y deberían tener cada vez un mayor peso específico en el mix energético del país. Es notable que el 68% de la energía solar producida en el país en 2017 haya sido en los sectores residencial, comercial y público, y no en plantas a gran escala.
  • Así mismo, independientemente de que las necesidades eléctricas del país no crecieran tanto, la construcción de plantas de energía renovable deberá servir también para reemplazar las plantas que utilizan carbón y petrolíferos.
  • La eficiencia energética, aunque en este caso estimada con valores aproximados para cada sector, es un gran campo de oportunidad.
  • El sector transporte debería ver un incremento en la cantidad de electricidad empleada, es decir vehículos eléctricos. Si este tipo de vehículos no es apoyado en el sector público, al menos se puede estimar que crecerá en el parque vehicular privado en los siguientes años.
¿Cómo podemos incrementar en lo personar el aporte de energías limpias y mejorar la eficiencia energética? Lo más sencillo es con la instalación de paneles solares y la sustitución de iluminación y electrodomésticos ineficientes por iluminación LED y electrodomésticos de bajo consumo.

3 comentarios: