lunes, 30 de agosto de 2021

Tecnología solar de nueva generación

A través de los años se hace cada vez más evidente la necesidad de desarrollar nuevas y mejores tecnologías que logren satisfacer la gran demanda energética a la que nos enfrentamos. La carrera para producir células solares altamente eficientes sigue en curso desde que en 1954 los científicos de Laboratorios Bell fundaran las bases de los módulos fotovoltaicos actuales, a través del uso del silicio como elemento principal para producir el efecto fotoeléctrico.

Pese a que la fotoelectricidad fue descubierta en 1877 por Heinrich Hertz y descrita y explicada por Albert Einstein en 1905, no fue hasta los años 50s que los científicos Chaplin, Fuller y Pearson, crearan celdas solares prácticas de mayor eficiencia, gracias a los 4 electrones de valencia con los que cuenta este elemento, además de ser el segundo elemento más abundante sobre la corteza terrestre, únicamente superado por el oxígeno.

Debido a los avances en el desarrollo de lo módulos fotovoltaicos y la abundancia del silicio, los productores de paneles solares invierten sus recursos en desarrollar y optimizar cada vez más la eficiencia de las células compuestas de este elemento que en la actualidad abarca cerca del 90% del mercado fotovoltaico, alcanzando una eficiencia promedio del 20% del aprovechamiento de la energía. Sin embargo, en los últimos años se han explorado algunos otros elementos que amenazan el reinado de los módulos de silicio, el Teluro de Cadmio. 

En las células fotovoltaicas de nueva generación se han descubierto diferentes semiconductores con características atractivas para las aplicaciones fotovoltaicas, donde las celdas basadas en teluro de cadmio y diselenuro de cobre, indio y galio son dos de los sistemas más prometedores, los cuales han alcanzado eficiencias récord de 22.1 y 23.4% respectivamente.

En la actualidad First Solar, se encuentra como una de las empresas lideres en el desarrollo de módulos fotovoltaicos de Teluro de Cadmio, logrando importantes avances en la optimización de la energía solar y la reducción del costo normalizado de la electricidad, estableciendo un nuevo punto de referencia para la industria solar fotovoltaica.

 Existen múltiples ventajas cuando se realiza una comparación entre las células de silicio, contra las de CdTe, donde desde una perspectiva del ciclo de vida, la tecnología fotovoltaica de CdTe es una opción preferible en términos ambientales, considerando emisiones de gases de efecto invernadero, tiempo de retorno energético, uso de agua, emisiones atmosféricas de cadmio e impactos sobre la biodiversidad. Además, dependiendo de las condiciones climáticas pueden llegar a producir hasta 10.5% más de energía durante su vida útil ya que tienen menor porcentaje de degradación, mayor tolerancia a climas cálidos y húmedos por un menor coeficiente de temperatura y un manejo más eficiente del sombreado parcial, prometiendo un desempeño lineal por 30 años.


La imagen anterior muestra la ventaja del rendimiento energético de los paneles de CdTe vs los de Silicio, notando en México rendimientos superiores al 7% en las zonas costeras y de 3.5% al centro del país, lo que representa una ventaja significativa a nivel de rendimiento, además de los beneficios medioambientales, menores costos de producción, facilidad de importación a México ya que son producidos en EUA, entre muchos otros beneficios.

PROYENER siempre a la vanguardia de las nuevas tecnologías, ha abierto su catálogo de productos, ofreciendo módulos fotovoltaicos tanto de Silicio como de  Teluro de Cadmio para garantizar una óptima instalación fotovoltaica que se adapte mejor a sus necesidades, poniendo a su disposición los mejores productos del mercado. Aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario